Cómo la polio dejó de aterrorizar al mundo y otros momentos en que la ciencia venció a la muerte

A mediados del siglo pasado, una enfermedad hacía que los padres tuvieran miedo de que sus hijos salieran de casa y que los hospitales se saturaran de pacientes a los que les fallaban los pulmones. La polio fue el terror de varias generaciones. “Los seres humanos no entendemos los números, pero si un hijo se te paraliza, el efecto psicológico es enorme”, apunta Raúl Andino, investigador de la Universidad de California que acaba de liderar la investigación de una nueva vacuna mejorada contra la polio, virus que ataca a la médula espinal y provoca parálisis parcial irreversible, sobre todo en las extremidades inferiores. Entonces no se sabía que se transmitía por restos fecales, principalmente a través del agua. Se culpaba incluso a los gatos callejeros. Todo cambió con la llegada de la vacuna de Jonas Salk (1955) y posteriormente la del también estadounidense Albert Sabin (1962).

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies