Controles aleatorios y disuasorios vigilarán que se cumplan las restricciones en las 37 ‘zonas rojas’ de Madrid

Vértigo». “Dolor”. “Presión”. “Responsabilidad”. Según tres personas de su confianza, cada una de esas palabras cuelga del ánimo de Isabel Díaz Ayuso mientras toma une decisión sin precedentes: limitar desde este lunes la movilidad de 858.000 personas para frenar al coronavirus en la Comunidad de Madrid. Sus allegados lo describen como “una operación de cirugía” porque se centra en las 37 zonas de Madrid más afectadas por el virus. Sin embargo, para llegar hasta el quirófano, Díaz Ayuso vive tres días de máxima tensión en los que su Gobierno sume en la incertidumbre a los ciudadanos —el miércoles anuncia confinamientos selectivos sin concretarlos—, se encienden todas las alarmas por la situación sanitaria, y acaba logrando un objetivo largamente deseado: el lunes se reunirá por primera vez con Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies