Cuando acabe la pandemia

Era tan grande la ansiedad, tan recelosa la esperanza, tan impaciente la expectativa, que el mundo mediático y sus adláteres sociales se han volcado en celebrar el por lo demás aburridísimo pinchazo que recibió ayer martes Margaret Keenan, una británica de 90 años que pasará a la pequeña historia de la pandemia como la primera persona vacunada del mundo. No lo es, desde luego. Si el producto de Pfizer ha podido llegar a su brazo es solo porque 70.000 voluntarios se han vacunado antes, durante los largos meses de ensayos clínicos que han demostrado su seguridad y eficacia. No parece casual que Keenan haya sido la elegida, pues ayer se reveló como una mujer muy sensata y comprometida con la sociedad. Conociendo a los británicos, tampoco creo que fuera el azar quien seleccionara como segundo vacunado a un hombre llamado William Shakespeare.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies