Dilema en los colegios con los aerosoles: ¿pasar frío o riesgo de contagio?

Saïd Hejal, un empresario de origen libanés afincado en Madrid, quiso aprovechar el confinamiento para mejorar su español, leyendo cada día un par de reportajes de El PAÍS. La mañana del 5 abril le llamó la atención un reportaje: “Mis alumnos están pasando hambre y no puedo quedarme con los brazos cruzados”. En él se contaba la historia de varias escuelas que buscaban, desesperadamente, alimentos para sus familias. Saïd, de 39 años, cerró el periódico y llamó a su jefa de prensa: “Bárbara, por favor, ayúdame a localizarles”. Así comenzó una aventura que convirtió una escuela en el salvavidas de 2.000 familias madrileñas durante cuatro meses. Y a partir de ahora se convertirá en un proyecto de ayuda económica a largo plazo.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies