El aborto bajo presión de una joven de 18 años se salda con solo un año para el cabecilla de la Carioca

“Las mujeres son unas guarras”, sentenciaba por teléfono el tipo más duro de Lugo en la primavera de 2009. El proxeneta José Manuel García Adán, actualmente en prisión por violencia machista, trataba de arreglar a toda prisa el perjuicio que había causado en su negocio una de sus víctimas explotadas. Angie Lizeth Palencia Carrión, colombiana de 18 años, una de las piezas de caza más novedosas y deseadas del club Queen’s, le había anunciado a un cliente con poder -de esa clase que gastaba miles de euros en este burdel del polígono- que estaba preñada de él.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies