El Congreso aprueba la primera ley de eutanasia con amplia mayoría

Rafael Botella pidió ayuda para morir hace año y medio. No aguantaba seguir viviendo con un dolor insoportable, postrado en su cama, con una tetraplejia causada por un accidente de coche a los 19 años. Se lamentaba de que los “políticos se preocuparan de sus cosas” y no sacaran adelante la anunciada ley de eutanasia. Las Cámaras se habían disuelto y se iban a convocar elecciones. Estaba desesperado y llamó a Derecho a Morir Dignamente (DMD). La asociación le apoyó y también le aconsejó buscar alternativas para reducir el dolor. El valenciano de 35 años, que dejó el instituto para trabajar en el negocio familiar de la naranja, accedió entonces a hablar con este periódico para contar en primera persona su testimonio.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies