España no vuelve a casa por Navidad

Como le ocurre a Aurelio Montoiro, de Huesca, esta será para muchos la Navidad de las primeras veces. Ancianos que cenarán solos por el miedo de sus hijos a sentenciarlos por un contagio. Extranjeros que no podrán viajar para ver a sus familias. Pacientes en cuarentena a causa de la pandemia. Camioneros que dormirán en sus cabinas, atrapados en Reino Unido por el cierre de fronteras. Vecinos como los de El Ripollès y La Cerdanya, que hicieron planes hasta que sobrevino un drástico confinamiento perimetral. Personas ‘sin techo’ o sin familia, que por primera vez no hallarán refugio donde siempre lo encontraban. Con las restricciones impuestas para las fiestas, miles de españoles no volverán hoy a casa por Navidad, aunque otros se saltarán las normas convencidos de que su cita clandestina no va a agrandar el tamaño de la tercera ola. La incertidumbre a la hora de calcular el número de raciones ha retrasado las compras hasta última hora, algunos han decidido estrenarse en la cocina y muchos tendrán que pasar la noche hospitalizados o simplemente encerrados en su cuarto por precaución. Otros, más afortunados, podrán verse las caras ante un mantel, aunque sea por videoconferencia, o guardando distancias de dos metros. “Nos iremos afónicos a casa porque habrá que gritar más”, asume la compostelana Chus Iglesias; pero “nuestro espíritu”, recuerda, sigue siendo “comer en familia”.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies