“Estamos preocupados porque no se ve la luz”

Bastan apenas 20 metros de pasillo, los que discurren entre los boxes de una unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital de Bellvitge de Barcelona, para vislumbrar las caras más amargas de la pandemia. La gravedad de la covid en todos sus niveles: el paciente recién ingresado que se agarra a una máscara que insufla aire a presión para evitar ser intubado; el enfermo que lucha, sedado y boca abajo, por remontar unos pulmones exhaustos; el hombre que deja su vida en manos de una máquina que oxigena la sangre porque el ventilador no es suficiente; el señor que despierta tras semanas enganchado a un respirador; la mujer que espera, ya sentada, el traslado a planta; la cama vacía de alguien que se fue.

Seguir leyendo

“El único tratamiento que hay hoy es prevenir la infección”

Apenas ha pasado un año desde que el virus se expandiese por el mundo y el jefe de Medicina Intensiva de Bellvitge, Rafael Máñez, apela a la prudencia. La comunidad científica se ha volcado en desgranar los mecanismos para combatir la covid, pero aún falta mucho por saber. “Conocemos casi lo mismo del virus que en la primera ola y los tratamientos en la UCI no funcionan para todos. Estamos igual. La ventaja que tenemos es que hemos tenido menos presión que en marzo y abril. El único tratamiento que tenemos hoy en día es prevenir la infección”, zanja.

El facultativo insta a no bajar la guardia ni relajarse. “Cuando coges la infección de covid, tengas la edad que tengas, compras un número de la lotería y te pueden tocar cuatro cosas: te puede tocar que no tengas síntomas o con síntomas leves, que es lo que pasa en el 80% de las veces. Pero también puedes tener una neumonía, que es lo que pasa en el otro 20% de los casos y, de ellos, hay un 5% que ingresa en la UCI. Si llegas a la UCI, para todo el mundo, de la edad que sea, el riesgo de mortalidad es altísimo”, apunta.

El médico teme que las nuevas variantes del virus se expandan en España y vuelvan a poner en jaque a unos hospitales agotados de las sucesivas olas de la pandemia. “La vacuna nos tiene que ayudar a prevenir la infección, al menos, en las variantes que son sensibles. Y tenemos que intentar como sea que las variantes resistentes, como la brasileña y la sudafricana, intenten quedarse fuera. De hecho, cuando empecemos a detectar infecciones por estas variantes, yo sería muy radical: hay que hacer un confinamiento total de estas personas”, sostiene el médico.

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies