Evitar robos y mantener neveras a -70 grados, el reto británico para distribuir la vacuna

El Reino Unido afronta a partir de esta semana el desafío crucial de pasar de la propaganda a la realidad. El resto del mundo va a observar con atención los aciertos, pero sobre todo los errores, del Gobierno de Boris Johnson, en su apuesta por ser el primero en poner en marcha una campaña masiva de vacunación contra la covid-19. El ejército británico comenzó a realizar un ensayo de distribución del tratamiento, bautizado “Operación Panacea”, en cuanto tuvo conocimiento de que la autoridad nacional reguladora de los medicamentos (MHRA, en sus siglas en inglés) había dado el pasado miércoles luz verde a la vacuna de Pfizer y BioNTech. El ejercicio piloto se realizó en el estadio Ashton Gate, en la localidad de Bristol. Es uno de los grandes espacios designados para un reto logístico que comprende el transporte del medicamento desde el continente europeo a la isla, su almacenamiento en instalaciones de localización no revelada al público, y la posterior distribución a estadios y centros de convenciones, 50 hospitales y centenares de ambulatorios médicos. “Estoy seguro de que todos los expertos que colaboran estrechamente en el esfuerzo serán capaces de identificar la ruta más fácil para que la vacuna sea accesible a todos aquellos que la necesitan”, aseguró a la cadena ITV el profesor Ugur Sahin, cofundador de BioNTech.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies