Greenpeace denuncia las irregularidades del sistema de reciclaje de envases en España

Garrafas, semilleros, sacos de sulfito potásico, montones de hilo de rafia sintética, redes de distinto grosor. Todos estos objetos tienen dos cosas en común. La primera, que son de plástico. La segunda, que se acumulan en enormes cantidades en la costa de Adra (25.148 habitantes, Almería) junto a kilos y kilos de otros plásticos de distintos grosores y colores procedentes de la agricultura intensiva. Un paseo por la playa de La Habana es una caminata envuelta en plástico, pero la imagen se repite en los alrededores de los invernaderos de toda la provincia almeriense. “Es increíble, hay por todos lados”, dice Judit Serrano, que trabaja en el camping de la zona. Agricultores, ecologistas y administraciones repiten el mantra de que los culpables de esta contaminación son minoría: “Es culpa del 1% del sector”, aseguran. El problema es que ese porcentaje es muy significativo en una provincia con más de 31.000 hectáreas de invernaderos, 1.389 de ellas en Adra. En conjunto, generan 33.500 toneladas de plásticos al año, de los que se reciclan el 85% según los datos de la Junta de Andalucía. Es decir, cada año se quedan 5.000 toneladas sin tratar.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies