La tortuga boba coloniza las playas

El esloveno Simon Pecovnik, de 41 años, dice que se siente dentro de un documental. De esos que tantas veces ha visto en televisión con fauna salvaje y personas que se dedican a cuidarla. Él es ahora uno de ellos. Forma parte del equipo de voluntariado que ha cuidado las 24 horas del día un nido de tortuga boba (caretta caretta) en la playa de Cabopino, en Marbella (Málaga). “Esto es increíble”, dice ataviado con un ejemplar de The Economist y un termo de café. Como él, unas 200 personas distribuidas en pequeños turnos han vigilado desde el pasado 10 de septiembre que nada perturbe a los primeros 60 huevos que una tortuga boba, especie en peligro de extinción, ha puesto en el Mar de Alborán. Su labor ya se ha celebrado con éxitos: desde el lunes han nacido 46 crías en tres tandas, todas en perfecto estado de salud. Ahora quedan 14 más, que irán naciendo en las próximas horas salvo que haya algún problema bajo tierra. Otras 11 tortugas han salido del cascarón también en las instalaciones de Bioparc, lugar al que se habían trasladado una docena de huevos para monitorear su evolución. El reloj biológico sonó a la vez en ambos sitios.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies