Los médicos en las UCI: “Aún no es el infierno, pero sí el purgatorio”

Las hermanas Martínez Sanjuan perdieron a su madre infectada por covid el 21 de abril pero no por una fatalidad inevitable, repiten. Elvira, una mujer dependiente de 71 años, murió, “deshidratada y con llagas”, denuncian, junto a otros 37 mayores en uno de los geriátricos con más víctimas en Galicia, ubicado en Cangas (Pontevedra) y gestionado por Domus Vi. “Nuestra madre fue víctima de maltrato”, sentencia Lupe. “La pandemia destapó las necesidades de personal de las residencias para atender a los dependientes y su masificación”, añade Helena. Junto a su padre acudieron este sábado al cementerio de San Salvador de Budiño, en O Porriño (Pontevedra), a dejar flores en la tumba de Elvira, en cuya memoria también han emprendido una batalla judicial.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies