Ocho meses sin tratamiento curativo contra la covid y sin solución a la vista

No será un paseo por la alfombra roja el que lleve a una inyección mágica contra la covid. La interrupción durante una semana de los ensayos de la vacuna experimental de la Universidad de Oxford, tras detectarse una sospechosa inflamación de la médula espinal en una mujer vacunada, ha recordado que el camino de regreso a la vida normal es escabroso. Muchas cosas pueden salir mal todavía. Y el incidente también ha mostrado la histeria que se puede generar al seguir el desarrollo de las vacunas experimentales casi en tiempo real. En julio, el mismo ensayo de Oxford fue paralizado después de que otro participante fuera diagnosticado de esclerosis múltiple tras recibir una vacuna. Las pruebas se reanudaron en pocos días al dictaminarse que fue una coincidencia. El caso no saltó a la prensa y nadie se alarmó.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies