PSOE y Unidas Podemos pactan reforzar la protección de los menores en situación de violencia machista

A Ana Saavedra su pareja y padre de su hija le clavó un cuchillo en el cuello y le rajó la tiroides. Era 2001, no había ley ni ayudas y el agresor solo fue condenado a seis fines de semana de arresto domiciliario. A ella, vecina de Betanzos, municipio gallego de 13.000 habitantes, la gente la miraba con reprobación y desconfianza: “Me decían: ‘Algo harías…” Logró salir a flote, estudió Derecho y fundó la asociación Mirabal, que desde hace una década atiende a víctimas de violencia machista en 17 Ayuntamientos rurales de la provincia de A Coruña. Ahora es testigo todos los días de las dificultades añadidas que se sufren en los pueblos para combatir esta lacra.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies