Rosario Porto: “No creo que jamás se me cicatrice la herida sangrante que padezco”

En verano de 2017, meses después de acabar hospitalizada por un intento de suicidio en la cárcel coruñesa de Teixeiro, Rosario Porto hacía llegar una carta de su puño y letra a la corresponsalía en Galicia de EL PAÍS explicando por qué lo había hecho. A lo largo de nueve páginas en hojas arrancadas de una libreta cuadriculada, la mujer condenada a 18 años junto a su exmarido, Alfonso Basterra, por el asesinato de su hija, la pequeña Asunta Yong-Fang (“aroma eterno”), en 2013, hablaba también del “amor profesado” a la niña de origen chino. Daba su visión sobre la instrucción dirigida en Santiago por el juez Vázquez Taín y repasaba abundantes detalles que según ella se habían querido obviar para construir la historia que se buscaba, tanto desde la justicia y la Guardia Civil como desde los medios de comunicación.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies