Segregar por sexo no es ciencia, es prejuicio

La ley Celaá ha cambiado radicalmente la situación de los centros que segregan a los niños por sexo. La nueva norma, que ya ha sido aprobada por el Congreso y está en trámite en el Senado, establece que los llamados centros diferenciados no podrán recibir financiación pública. La ley aún en vigor, elaborada por el PP, contempla lo contrario: que el hecho de separar por sexos no puede entrañar en sí mismo una pérdida del concierto. El asunto acabará, según ha anunciado la oposición, en el Constitucional.

Seguir leyendo

“Estar juntos en el aula es parte del proceso educativo”

Varios colegios que separan a niños y niñas han rechazado responder a las preguntas de EL PAÍS. Alfonso Aguiló, que dirigió 11 años uno de estos centros en Madrid y preside la patronal CECE, apunta, entre otras razones, a que los colegios no quieren transmitir inquietud a los padres ante un “futurible”. “Todavía hay tiempo de que el Gobierno rectifique. Para las familias supondría evidentemente un perjuicio, un atropello a sus derechos, y también sería negativo para la reputación del Ministerio de Educación legislar contra la doctrina del Tribunal Constitucional”, señala.
La exclusión del concierto no fue introducida en la ley por el ministerio —que comparte, sin embargo, el resultado final, dice una portavoz—, sino por los grupos parlamentarios en el trámite de enmiendas en el Congreso, entre ellos, el PSOE. “Defendemos el principio de coeducación, y en la educación diferenciada no lo vemos garantizado. Educar en igualdad solo es posible mediante la coeducación y no en teoría, sino ejerciéndola a diario, igual que la prevención contra la violencia de género. Niños y niñas juntos en el aula, jugando, aprendiendo, conociéndose y respetándose. Eso es parte del proceso educativo”, afirma María Luz Martínez Seijo, portavoz socialista de Educación en el Congreso.
“En una sociedad que tiene el reto de conseguir la igualdad plena de hombres y mujeres, no tiene sentido concertar con escuelas que apuestan por la segregación y hacen de ello su modelo pedagógico”, añade Joan Mena, portavoz de Educación en el Congreso de Unidas Podemos, que también promovió el cambio.

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies