Seis años en seis meses

Supongo que este será un mensaje duro de digerir para los antivacunas, cuya tesis favorita es que la urgencia por desarrollar una vacuna del coronavirus responde a una conspiración de la gran industria farmacéutica (Big Pharma) para crear una necesidad ficticia y disparar así su cifra de beneficios. Resulta que Sanofi, AstraZeneca, Pfizer, GSK y otras cinco multinacionales farmacéuticas anunciaron la semana pasada su compromiso con las exigencias de la ciencia y contra las presiones de Donald Trump, que está empeñado en exhibir algún milagro farmacológico antes de las elecciones del 3 de noviembre. El ‘conspiranoico’ atribuirá ese compromiso de los laboratorios a una estrategia de despiste, pero se volverá a equivocar, porque la Big Pharma tiene razones muy sólidas para abrazar la mejor ciencia disponible.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies