“Todos dieron negativo y, una semana después, comenzó la tragedia”

Una de cada cuatro muertes por covid-19 notificadas desde final de agosto por las comunidades es de un residente en un centro sociosanitario (de mayores o de personas con discapacidad). Tras el tsunami de la pasada primavera, cuando el virus irrumpió en muchas de estas instalaciones y causó más de 20.000 fallecidos, las residencias siguen siendo un importante foco de contagio, especialmente los geriátricos. Ante la falta de cifras oficiales a nivel nacional, el porcentaje es una estimación de este diario tras solicitar datos a las 17 autonomías, tanto de los decesos de los residentes como del total en la región. Entre el 31 de agosto y el 17 de noviembre se comunicaron 14.464 muertes, de las cuales 3.484 corresponden a residencias. A esa fecha —o a la última actualizada por la comunidad hasta entonces— había, además, al menos 8.700 contagios activos en centros (ni Castilla y León ni Asturias facilitan esta información). Son un 33,6% más que a final de octubre. Un 281% más que a final de agosto.

Seguir leyendo

Se desconoce la cifra real de muertes en Madrid

Cataluña y Madrid son las comunidades con más fallecimientos en residencias desde el inicio de la pandemia, con 7.137 y 4.940, respectivamente, según datos de los certificados de defunción. La primera hace referencia a los decesos de ancianos que vivían en residencias, bien murieran en los propios centros o en hospitales. La segunda, a todos los centros sociosanitarios y, además, no incluye a quienes murieron en hospitales. Es decir, que aún se desconoce el verdadero impacto del virus en los centros sociosanitarios de la región.

Además, los datos de las consejerías de Políticas Sociales y de Sanidad no coinciden. Hasta el final del estado de alarma, Políticas Sociales remitía los datos dos veces a la semana al Ministerio de Sanidad. Según una petición de este diario por el portal de transparencia, con información facilitada por la consejería en base a lo transmitido por los propios centros, hasta el 7 de julio fallecieron 5.954 residentes en los propios centros.

Pero, según los datos que publica diariamente Sanidad, en base a los certificados de defunción, hasta el 17 de noviembre se contabilizaron 4.940 muertes en centros sociosanitarios. Dos cifras oficiales con una diferencia de más de un millar.

Para este artículo, y dado que desde principios de verano la única forma de hacer un seguimiento de los casos en las residencias de Madrid es a través de la información que se publica en el informe epidemiológico diario, se han empleado los datos de Sanidad. Según ellos, del 31 de agosto al 17 de noviembre se contabilizaron 109 fallecimientos en los propios centros. Pero los responsables de las residencias explican que en estos establecimientos ahora fallecen fundamentalmente quienes ya se encontraban en un proceso terminal, lo que quiere decir que los mayores que se infectan y lo requieren son trasladados al hospital. Se desconoce cuántos han sido, ni el número de fallecimientos. Imposible conocer la cifra real de muertes de usuarios de residencias sociosanitarias en Madrid.

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies