Una ‘caprichosa’ compañera de vida

Nadie sabía lo que tenía. Irene Escribano se pasó tres años de consulta en consulta sin averiguar ni ella ni los médicos lo que le pasaba. Diferentes especialistas exploraron el dedo corazón de la mano derecha, que estaba inflamado y torcido, como una salchicha, y con cada vez con menos movilidad. “Un periplo”, describe esta licenciada en Empresariales de 51 años. Por fin un reumatólogo le dio el diagnóstico de artritis psoriásica, una dolencia crónica que provoca la inflamación de las articulaciones. Comenzó entonces el tratamiento. “No me lo podía creer después de tantos años deambulando”, rememora. Llegó el respiro por saber lo que tenía y la angustia por padecer una enfermedad incurable.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies