Una salida laboral a través del reciclaje

Consiguió el trabajo de su vida en la cárcel. El sevillano de 36 años Francisco Javier Aguilera Paco encontró el empleo en el que lleva seis años cuando pagaba una pena de nueve meses. Ecoembes puso en marcha un programa para fomentar la separación de residuos e impartir formación en centros penitenciarios en 2014. Después de 300 horas de clases, 80 de prácticas y varios años de experiencia, Paco controla los hornos de fundición de plástico en la planta recicladora de Sevilla Condaplast. “Nos dieron una charla cuando estaba preso y me interesó, sentí curiosidad. Me di cuenta de que a la basura se le podía sacar provecho”, afirma. El proyecto que Ecoembes inició en cárceles y centros de inserción social se ha ampliado a otros colectivos como las victimas de violencia machista o los parados de larga duración gracias a una alianza que firmaron con Fundación La Caixa en 2017. Bajo el nombre Reciclar para cambiar vidas, han formado y facilitado trabajo a 866 personas con un futuro más complicado que su pasado.

Seguir leyendo

Fuente Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jorge Boix Tremiño .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostingtg.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies